XXIV  MUESTRA DE  REFERENTES  EN PLENITUD  2010
Madrid, 21 de octubre ... y ... 27 de octubre Barcelona


 

 

...“ser REFERENTES en”...

 

 

PROGRAMA XXIV ENCUENTRO

 

DOCUMENTO DE PROPUESTAS

                 ________________

 

...se trata de poder saber el porqué de...

¿Cómo generar espíritu de progreso... y...cómo integrar procesos en plenitud?

...*...

 

Responsabilidad -I- Competitividad

Una mirada retrospectiva a la evolución de la cultura empresarial durante estos últimos 24 años nos muestra una sucesión de conceptos y de modelos de empresa que han ido evolucionando de lo aislado a lo conectado, de la singularidad a las redes, de lo real hacia lo virtual, de lo tangible a lo intangible...A la preocupación por la competitividad, con el foco hacia los procesos y los sistemas productivos, se le sumó el interés por los criterios éticos, por la integración del factor humano, por la comprensión del fenómeno de la globalización, por la sensibilidad medioambiental; en definitiva, por una mayor y más evidente responsabilidad de la empresa frente a la sociedad.

 

Complejidad –II- Globalización

La evolución desde lo tangible hacia lo intangible –que es quizá el hecho más representativo de estos últimos años–, ha alimentado durante este tiempo el imaginario estratégico de las empresas que, una vez han consolidado internamente sus estructuras, tienden a interactuar y a interpretar su entorno de una forma global asumiendo, con ello, y de una manera implícita, mayores niveles de complejidad.

 

La globalización ha sido sin duda la gran catalizadora de este proceso. La fragilidad de las barreras técnicas y económicas como artífices de una diferenciación empresarial duradera o como garantes de ventajas competitivas, ha provocado que las empresas busquen esta diferenciación a través de una estrategia de actuación basada en unos principios preceptivos, fundados en su propia idiosincrasia, tratando así de encontrar una diferenciación construida a partir de unos elementos intangibles y de unas percepciones que van más allá de los tópicos habitualmente utilizados.... Esta estrategia, que parte de la realidad productiva y cultural de la propia organización, da como resultado final la formulación de una cultura, de unos valores y unas normas que, como realidad interna, se va a proyectar al exterior a través de un mensaje, de una identidad y de una marca que serán parte indisoluble de nuestro producto o servicio, además de un componente básico de la experiencia del grado de percepción que sobre éstos tendrán nuestros grupos de interés. Todo ello, en suma, conforma un sistema de realidades y de conceptos que son de difícil imitación.

 

Movimiento -III- Internacional

Las empresas son cada vez más conscientes del papel que estos elementos intangibles juegan en el entorno empresarial. En cierto modo, las empresas no pueden ser insensibles a todo un movimiento internacional de amplia base social que reivindica un papel más consciente y proactivo de las empresas sobre estos temas. Esta “nueva visión del progreso” contextualiza y sitúa a la empresa dentro de un entorno social con el que ésta debe interactuar y relacionarse de forma responsable y con criterios sostenibles en lo social, en lo económico y en lo ambiental, compatibles con el desarrollo tecnológico. Los órganos de gobierno de las empresas tienen por tanto la obligación –y así se les reclama– de tomar plena conciencia de su papel como motores de la economía y también como agentes de bienestar.